La reforma fiscal para el 2015 (2ª parte)

November 4, 2014

 

Después de una primera entrega donde vimos cómo la reforma fiscal afecta al Impuesto de la Renta veremos en esta segunda el resto de modificaciones importantes a tener en cuenta.

 

Empezamos por el Impuesto de Sociedades:

  • Reducción de los tipos:

El tipo general irá bajando progresivamente pasando del 30 % actual, al 28% en 2015, y al 25 % en 2016.

El tipo ordinario para las PYMES no sufrirá cambios, manteniéndose en el 25% (caso aparte es la situación para las PYMES con base imponible superior a 300.000 € cuyo tipo sufrirá la misma evolución que el general)

Las empresas de nueva creación mantendrán el tipo del 15%

 

  • Reserva de nivelación:

Es una reserva exclusiva para PYMES que deberá dotarse con cargo a los beneficios no repartidos en sus recursos propios. Con esta reserva se podrá minorar la tributación del ejercicio con las bases imponibles negativas que se puedan generar en los cinco años siguientes. El límite de reducción de la base imponible se sitúa en un 10% no pudiendo superar además el 1.000.000 €.

 

  • Reserva de capitalización:

Accesible para cualquier tipo de empresa. Consiste en la creación de una provisión exenta de impuestos limitada al 10 % de los beneficios de la sociedad. Dicha provisión será destinada a la autofinanciación de la empresa promoviendo de esta manera el control en el endeudamiento financiero.

 

Cabe destacar que aquella sociedad que haga uso de la reserva de nivelación podrá alcanzar un tipo efectivo del 22,50 %, y si además hace uso de la reserva de capitalización dicho tipo podrá bajar hasta el 20,25 %.

 

  • Mayores incentivos para la inversión en I+D:

El proyecto de ley establece nuevos incentivos para las empresas que apuesten firmemente por la inversión en I+D. Así cuando los importes desinados a esta partida sean  superiores al 10% de su cifra de negocio podrán elevar de 3 a 5 millones de euros anuales el importe de la deducción.

 

  • Nuevo tratamiento de la doble imposición:

Se busca igualar el tratamiento de las rentas derivadas de participaciones en entidades residentes y no residentes, tanto en materia de dividendos como de transmisión de los títulos.

Actualmente la normativa diferencia entre residentes y no residentes y si las rentas se obtienen por dividendos o por plusvalías de venta.

En el caso de los residentes no hay diferencia entre el tratamiento de dividendos o plusvalías. Aquellos que tengan más de un 5 por ciento del capital social tienen una exención del 100 % en la repatriación de capitales, si la titularidad es menor a ese porcentaje la reducción es del 50%.

 

En cuanto a los no residentes la repatriación de capitales está exenta de tributación, siempre que se alcance más del 5 % del capital social  y la filial realice una actividad económica. En el caso de poseer menos del 5 % del capital, el no residente tiene un tratamiento igual al que tienen las personas físicas en el IRPF, con la diferencia entre lo pagado en el extranjero y lo que se hubiese pagado en España.

 

Con la reforma fiscal, se incorpora un régimen de exención general para participaciones significativas, aplicable tanto en el ámbito interno como internacional, eliminando en este segundo ámbito el requisito relativo a la realización de actividad económica, si bien se incorpora un requisito de tributación mínima en el país donde opere la sociedad que se establece en el 10 % de tipo nominal.

 

Se quita, por tanto, la dualidad entre ser residente o no serlo y entre las rentas por dividendos y las de plusvalías. Así, las rentas repatriadas estarán exentas si se posee un 5 % del capital o el valor de la participación supera los 50 millones de euros. De esta forma, si se tributa por un 10 % o más en el país de ejercicio de la sociedad, ya no es necesario que haya actividad económica, lo que permite beneficiarse del recorte a las sociedades de cartera.

 

  • Otras ventajas para las PYMES:

 

La reforma fiscal mantiene el régimen especial de entidades de reducida dimensión pudiendo beneficiarse las PYMES por tanto de otras ayudas, como la libertad de amortización o las deducciones por creación de empleo.

 

Respecto al IVA se mantiene sin cambios. Cierto es que la Comisión Europea ha estado presionando al Gobierno para su subida, quien sin embargo ha decidido mantener el tipo general en el 21% actual.

Sí se modifica la tributación de algunos productos sanitarios que pasan del 10% al 21% sin verse afectadas las gafas, las prótesis, las muletas o las sillas de ruedas.

 

Modificaciones en la “Ley Beckham”

Con la reforma fiscal la conocida “Ley Beckham” deja definitivamente fuera de su ámbito de aplicación a los deportistas profesionales.

 Esta Ley nació en 2005 con el objetivo de atraer a España trabajadores extranjeros altamente cualificados en áreas como la ciencia o el mundo empresarial, viéndose beneficiados “de rebote” los deportistas profesionales (de ahí su nombre al ser el jugador inglés uno de los primeros beneficiados)

La ventaja fiscal consistía en que los extranjeros que se mudasen a España a trabajar podrían tributar como no residentes, lo que implicaba pagar impuestos al tipo general fijo del 24%, tipo que coincidía con el tipo mínimo del IRPF de por aquel entonces.

 

En 2010 el Gobierno modificó esta controvertida ley limitando sus ventajas fiscales a aquellos trabajadores extranjeros que generasen unos ingresos anuales inferiores a 600.000 €. En caso de rentas superiores se empezaba a aplicar la escala habitual, con un tipo del 43% a partir de los 120.000 €.

 

Esta reforma no afectó sin embargo a los trabajadores o deportistas extranjeros que ya disfrutaban de las ventajas fiscales previas a la modificación del 2010.

 

Es ahora con la nueva reforma fiscal cuando se excluye explícitamente de este régimen a los deportistas profesionales quienes tributarán en lo sucesivo al 45% (47% en 2015) a partir de los 60.000 €.

 

El resto de trabajadores extranjeros podrán seguir beneficiándose de este régimen durante cinco años permaneciendo para ello los requisitos invariables como hasta ahora, es decir, no pueden haber residido en España los 10 años anteriores a su residencia en nuestro país. Lo que sí cambia es la forma de tributación pues se elimina el límite de aplicación de los 600.000 € tributando a partir de ahora los primeros 600.000 € al 24% y el resto al 45%.

 

Instauración del “exit tax”: nuevo gravamen de penalización por cambio de residencia.

 

Se trata de un gravamen nuevo en el sistema tributario español, y por tanto es muy probable que tenga que pasar por el filtro de los tribunales para confirmar su aplicación y cumplimiento conforme a lo dispuesto por la doctrina comunitaria.

 

Se trata de un gravamen para aquellos que siendo contribuyentes del IRPF pierdan su condición de residentes dejando así de ser sujetos pasivos del impuesto por trasladarse al extranjero.

 

El gravamen consiste en considerar como ganancia patrimonial aquella ganancia latente no consolidada derivada de la diferencia entre el valor de mercado de las acciones o participaciones propiedad del contribuyente a último día del ejercicio en que todavía se considere residente en España, y su valor de adquisición.

 

Este es sin embargo un gravamen enfocado a altos ejecutivos y grandes o medianas fortunas, y es por ello por lo que para su aplicación deben cumplirse los siguientes requisitos:

 

  • El contribuyente tenga esa condición durante al menos cinco de los diez periodos impositivos anteriores al último periodo impositivo en el que todavía es considerado residente en España.

  • El valor de mercado de las acciones o participaciones de la que se tenga la titularidad exceda de 4 millones de euros o el porcentaje de participación sea mayor al 25%, siempre que el valor de mercado de las acciones o participaciones exceda de un millón de euros.

 

*Casos especiales:

1. Si el cambio de residencia fiscal se produce por motivos laborales: el contribuyente podrá solicitar el aplazamiento del pago de la deuda tributaria, siempre que el territorio al que se traslade no sea considerado paraíso fiscal.

 

En estos casos si el obligado tributario adquiere de nuevo la condición de contribuyente por este impuesto dentro del plazo de los cinco ejercicios siguientes al último tributado como residente en España sin haber transmitido la titularidad de las acciones o participaciones, se extinguirá la deuda tributaria aplazada.

 

En caso de que no se hubiese solicitado el aplazamiento referido en ningún momento se podrá solicitar la devolución de las cantidades ingresadas.

 

2. Si el cambio de residencia se produce a otro Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo: la ganancia patrimonial deberá ser autoliquidada sólo si en el plazo de los diez ejercicios siguientes concurren alguna de las siguientes circunstancias:

- Que se transmitan inter vivos las acciones o participaciones.

- Que el contribuyente pierda la condición de residente en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

- Que se incumpla la obligación de comunicación de la ganancia patrimonial puesta de manifiesto, el estado de la nueva residencia fiscal o las variaciones en la titularidad de las participaciones o acciones.

 

3. Contribuyentes que hubiesen optado por el régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español: en este caso el plazo de cinco períodos impositivos se iniciará en el primer período impositivo en el que no resulte de aplicación ese régimen especial.

 

4. Contribuyentes a los que les sea aplicable la denominada “cuarentena fiscal” por cambio de residencia a un paraíso fiscal: la ganancia patrimonial será imputada en el último año en el que haya residido realmente en España.

 

Para más informaciones al respecto, no duden en ponerse en contacto con nuestro despacho:

e-mail: asesoria@orbis-corporacion.com

tlf.: 91 02 50 719

móvil: 645 96 80 93

Please reload

Artículos destacados!

Nuevas tendencias en "comunicación interna empresarial"

January 11, 2019

1/10
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

 OFICINAS

 

EN MADRID:

C/María de Molina nº 26, 1º dcha

28006 Madrid (España)

EN ALICANTE:

C/Alfonso X el sabio nº 46, 3ª planta izq.

03003 Alicante (España)

 

Atención al cliente:

+(34)   910 25 07 19       MADRID

+(34)   965 25 63 74       ALICANTE

  

LA FIRMA

© 2010-2020  created by  ORBIS  CORPORACIÓN 

SOLUCIONES

SIGUENOS

  • w-facebook
  • Twitter Clean